-
-
Alexia, en defensa de la cultura de la vida

 
--- Inicio

 

 

Tenía Alexia doce años cuando se debatía en su país la ley del aborto.

Sensibilizada por ese problema, acudía, junto con sus padres y hermanos, a las manifestaciones en favor de la vida que se celebraban en Madrid, animando a sus amigas a que también participasen.

No dudó tampoco en escribir cartas a los periódicos manifestando su protesta. Esta es una de sus cartas:

Tengo doce años y soy la séptima de mis hermanos.

Doy muchas gracias a Dios de haber nacido en una familia donde todos se pusieron muy contentos cuando yo nací.

Si mi madre hubiera sido una de esas que quieren matar a sus niños antes de nacer, yo no habría nacido.

Me gustaría decirles que no los maten, por favor, porque seguro que alguien adoptaría a esos niños.

En nuestra casa seguro que recibiríamos encantados a uno de esos niños que no los quieren.»

Alexia González Barros. Madrid.

Carta publicada en el diario Ya de Madrid


Gracias por el don de la vida

Sabía que el respeto a la vida es algo esencialmente humano, no ligado a ninguna religión específica. Es un valor que deben defender todos los hombres de buena voluntad del mundo, sean cuales sean sus creencias.

Además de luchar por la cultura de la vida, le agradecía a Dios ese don. En el Colegio Jesús Maestro le pidieron que compusiera una oración como ejercicio de la asignatura de Religión. Esta fue la oración que redactó Alexia:

"Haz Señor que sigamos siempre tus mandatos,
y que estemos siempre atentos a tu palabra,
que sepamos darte gracias por el don de la vida,
por todo lo bello del mundo,
que sepamos llevar tu amor a los demás
amando nosotros más cada día."


 

 

 

 

 

 

 


---
Regresar a la página de Inicio